viernes, 30 de enero de 2009

E.T. o ¡Oh Dios mío mi infancia ha sido violada!


Es una verdad incuestionable que los alemanes son unos maestros del porno más bizarro. Gracias a Pildorita de Felicidad, un blog bastante entretenido, he descubierto que los alemanes siguen sin defraudarme. Os dejo un link a un post donde hace un análisis minucioso de ésta magnífica obra del Séptimo Arte.


5 comentarios:

  1. Se ve que ET lo disfruta O_O, ¿se le prendera el otro dedo tambien?
    xD.

    ResponderEliminar
  2. Se supone que es una E.T. Así que se le iluminará otra cosa. Mi pregunta es, ¿cuándo llegue al placer gritara Mi Casa?

    ResponderEliminar
  3. Ya veo el porqué de la obsesión del bicho por el teléfono y el tener que llamar.

    ResponderEliminar
  4. pues a mi me parece que hacen buena pareja

    ResponderEliminar