viernes, 11 de noviembre de 2011

Monos descubren para que vale el dinero


Siguendo con los monicos un grupo de científicos enseñó a unos monos capuchinos a usar dinero (en realidad un disco plateado con un agujero) a cambio de comida después de unos meses de arduo trabajo. Una vez conseguido esto pusieron diferentes alimentos con diferentes precios y probaron a descender el precio de uno de ellos. En concreto de la gelatina. Actuaron exactamente como se esperaría, comenzaron a comprarla en mayores cantidades. La mano invisible del mercado es infalible como dirían algunos. Incluso les llegaron a enseñar a apostar. Estadísticamente se comportaban igual que los inversores del mercado de valores. Tantos años de carrera para que unos monos hagan lo mismo. Ya lo estoy viendo: Miles de monos en los barrios financieros pulsando botones al azar mientras lanzan excrementos desde sus lujosos despachos al movimiento Occupy Monkey Street.

Lo interesante del asunto es que no tardaron mucho en entender que el dinero sirve para conseguir bienes y servicios y en esto último está la clave. Los investigadores observaron como uno de los monos le pagó dinero a una mona para que le dejará mantener relaciones sexuales con ella. Justo al acabar el acto la mona fue corriendo con sus fichas recién adquiridas para comprar uvas.

fuente

1 comentario:

  1. Putos monos, como sigan así no vamos a poder experimentar con ellos...

    ResponderEliminar